13 agosto, 2016

Brodya

 

15645008_10154782101473433_54241932_n

Los Brodya son los principales protagonistas. Su líder es Edel, y se formó como el resultado de la unión de los Paryas. Esta tribu es la más pequeña de las 6 más grandes, y ha ido escalando peldaños a base de esfuerzo y constancia.

Edel es un gran estratega. Pese a su juventud, ha demostrado una serenidad sobresaliente, alcanzada por muy pocos, tanto fuera como dentro de la batalla. También es un verdadero genio que provoca el nerviosismo en sus oponentes, pues hasta ahora nadie ha podido vencerle ni en tácticas de guerra ni mucho menos en dialéctica, donde deja en pañales al más intelectual. El resto de los líderes o le teme (aunque no lo reconozca abiertamente) o lo detesta porque pone en peligro su posición.

Su fama ha despertado la atención de los cinco más grandes, hasta el punto de que incluso Magnus, líder de los Magna (la tribu más poderosa), le mira con recelo. Su ideología es que cualquiera es útil; sólo hay que encontrar dónde… y si su actitud es buena, puede formar parte del grupo.

En la tribu de los Brodya se respetan las libertades individuales (pocos líderes permiten tantas discrepancias con respecto a su forma de pensar) y se permite la dialéctica con el resto de los miembros en foros.

Las normas dentro de la tribu son justas para permitir cohesión dentro de éste, pero a pesar de ello, la variedad es enorme, lo que hace de este grupo el más diferente, pues contrasta con la rígida forma de ser (más unidireccional) del resto de las tribus.

15595542_941464885984099_348852474_o

De todos modos, si a día de hoy siguen en pie, no es sólo por Edel, sino porque a todos les une un fuerte sentimiento de camaradería y afán de llegar al Nirvana, de la forma menos destructiva posible, siendo también de las pocas tribus que permiten a otra unirse sin conflicto bélico, compartiendo el espacio y los recursos  siempre que sea posible. Edel es de ideología humanista, aunque práctico (si la ocasión lo requiere), pues es consciente de que en ocasiones no hay otra forma de pasar el muro que no sea atravesándolo.

Su idea es conquistar las otras seis tribus de la manera menos agresiva posible y así alcanzar el Nirvana. Aunque la diferencia del resto de tribus tiene sus reservas sobre lo que habrá allí, Edel prefiere arriesgar a continuar en una realidad cíclica que no le conmueve.

Dada su naturaleza, los Brodya requieren una constante fuente de recursos para expandirse, lo que les lleva a entrar en conflicto con otras tribus que tienden a unírseles sin combatir, pues las condiciones de vida bajo su mando son mejores que fuera del mismo. Ello ha llevado a Edel a disputar el control del territorio a los Breakers, tribu rival con la que han acabado enemistándose dada la negativa de su líder, Roy, a compartir recursos con quienes considera escoria sin futuro.

Estando en juego la supervivencia de su tribu, a Edel y los Brodya no les queda más remedio que enfrentarse a los Breakers.